¿Cómo cuidar tus extensiones de cabello natural?

¿Cómo cuidar tus extensiones de cabello natural?

De la misma manera que nuestro cabello requiere de cuidados especiales, nuestras extensiones también necesitan de muchos cuidados para que nos duren más del tiempo estimado. Hoy te vamos a hablar de los principales métodos para cuidar tus extensiones de cabello.

Cómo cuidar tus extensiones de cabello tras una decoloración

Aunque, como te contábamos en nuestro último post, las extensiones de cabello natural son las únicas que se pueden someter a decoloración, como podrías hacer con tu propio cabello, has de tener en cuenta que después de una decoloración el pelo se debilita y se reseca ya que es un proceso químico bastante agresivo, por lo que es mucho mejor si evitas decolorarla a un tono más claro. En este sentido, te aconsejamos que compres extensiones más claras y las oscurezcas con un baño de color.

Si finalmente decides decolorar tus extensiones de cabello, es fundamental que se haga con un agua de volumen bajo y de dos o tres veces si fuera necesario, acortando el tiempo prolongado en la decoloración, posteriormente deberás aplicar productos adecuados para recuperar la cutícula capilar.

Cómo cuidar tus extensiones de cabello del calor 

Las extensiones de cabello, al no recibir la grasa y nutrientes de nuestro cuerpo, necesitan de aceites para cabello seco que le aporten vitalidad, brillo y los nutrientes necesarios para que se conserven. Hay que cuidarlas, además del sol, del calor del secador y de las planchas de pelo, estas si se usan desmedidamente pueden estropear el cabello, rompiéndole su estructura.

Las planchas de pelo alcanzan temperaturas de hasta 220 grados, pero el cabello solo resiste 140 grados si está seco y 200 grados cuando está mojado. Superada la temperatura límite, el daño y las modificaciones en la estructura capilar son irreversibles. Se produce la evaporación del agua de la fibra. El agua es el plastificante de la queratina, proteína que condiciona la estructura superficial y profunda de la fibra capilar. Si, además, se superan los 233 grados, la queratina se funde.

Todo ello lleva a que la cutícula capilar sea más vulnerable y más sensible a las radiaciones UV. De ahí la importancia de usar un termoprotector adecuado. Los tratamientos termoprotectores forman un escudo protector que evitan la alteración y pérdida de la capa protectora de queratina.

Además del uso de protectores y de limitar la temperatura a la que se exponen, a la hora de cuidar tus extensiones de cabello debes tener en cuenta los cuidados posteriores. Hay que restaurarlo lo antes posible para recuperar la elasticidad, el brillo y la flexibilidad, eligiendo el producto que mejor se adapte a ellas. Puede ser un sérum, mascarilla o aceite.

Cómo cuidar tus extensiones de cabello tras cada lavado

Después de cada lavado, es necesario desenredar tus extensiones con suavidad, usando si es posible un cepillo con cerdas suaves, evitando los tirones para no perder cabellos, y así no perder volumen con el paso del tiempo.

Evita frotarlas demasiado para que no se enreden y ten en cuenta que es más necesario hidratarlas que lavarlas.

Si usas extensiones de clip, te recomendamos, a la hora de dormir, hacerte una trenza o recogerlas en una cola para evitar enredos.

Esperamos que este post haya resuelto tus dudas con respecto a cómo cuidar tus extensiones de cabello natural. Si tienes alguna pregunta, no dudes en dejarnos tu comentarios o escribirnos un email a info@extendbyme.com 

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código